Tarjetas de crédito para estudiantes

¿Sabías que las tarjetas de crédito para estudiantes pueden ayudarte a cubrir tus gastos escolares como comprar una nueva lap top o adquirir instrumental médico, dental o de laboratorio? Pues así es, pero recuerda: todo gran poder trae consigo una gran responsabilidad. Una tarjeta de crédito puede ser de gran ayuda, pero hay que usarla con mucha sensatez.

Como ya te habrás dado cuenta, la vida universitaria trae consigo todo un cúmulo de nuevas experiencias, dentro de la cuales se encuentra la administración de las finanzas personales. Ya sea porque inicias una vida fuera del hogar familiar; porque obtienes un ingreso económico de algún trabajo o simplemente porque tienes la necesidad de solventar ciertos gastos escolares.

El crédito bancario es una de las formas de hacer frente a este nuevo reto, porque facilita la cubertura de algunos gastos y te permite tener una contabilidad más precisa del dinero que utilizas. Además de que genera un historial crediticio, el cual puede serte de gran utilidad en el futuro para acceder a créditos mayores, como el inmobiliario, por ejemplo.

Sin embargo, también hay que tener presente, en todo momento, que el uso de una tarjeta de crédito es una gran responsabilidad. Porque aunque parezca que repentinamente te has vuelto rico y tienes siempre la capacidad de pago, lo cierto es que es dinero prestado que eventualmente deberás devolver, pagando alguna comisión. Y en caso de no pagar a tiempo, la deuda puede crecer salvajemente por lo que terminarías pagando mucho más de lo que en realidad gastaste.

Por tal motivo, pensamos que el primer paso para las buenas prácticas crediticias es informarse y por eso, en seguida, te presentaremos algunas tarjetas de crédito para universitarios, sus características y beneficios.

Actualmente, los bancos se han dado cuenta de que los jóvenes están interesados en acceder a las tarjetas de crédito. Por lo cual, han lanzado al mercado opciones para ellos. Algunas de estas tarjetas están orientadas específicamente a jóvenes universitarios y otras no precisamente, pero sí están planeadas para aquellas personas que por primera vez usarán un producto crediticio, como los jóvenes universitarios.

UP